Lindsey + Matt

¿Imaginas una boda en una isla privada del Caribe? En mayo tuvimos la suerte de presenciar una. Qué afortunados nosotros que además de ser testigos de este matrimonio, fuimos los responsables de documentarlo.  Al norte de Cozumel, el caribe mexicano fue nuestro escenario durante una semana. Vimos el color de mar más turquesa que nuestros ojos podrían haber imaginado. Tocamos la arena más suave y vimos los cielos más increíbles, dignos de fotos, dignos de video. Así, como en las revistas y en las películas, el paraíso existe. La isla se llama Isla Pasión, su nombre, que pareciera haber sido puesto por algún publicista con ganas de atraer a amantes de todas partes del mundo, es en realidad su nombre original desde siglos atrás. Qué bonita sorpresa enterarnos que los mayas se trasladaban a sus paradisiacos paisajes para atraer el amor y la fertilidad, consagrando su espacio con rituales y bodas llenas de símbolos y misticismo. Qué bonito poder trasladar todo esta historia al presente y viajar hasta ahí esta vez, para la boda de Lindsey y Matt. A pesar que no pudimos compartir mucho con ellos en los días previos, nos encantó la experiencia de una boda completamente distinta a las que estamos acostumbrados cada sábado en Lima. Siempre es bueno salir de la rutina,  ¡bienvenidas sean las bodas diferentes! No podemos esperar por hacer más bodas afuera. Por lo pronto, mientras preparamos el video de estos novios, los dejamos con este resumen fotográfico del día de Lindsey y Matt ¡felicidades chicos!   ¡Congratulations Lindsey and Matt we promise to translate to english soon!   ¡Aquí el video!  And also take a look to the video!

¿Imaginas una boda en una isla privada del Caribe? En mayo tuvimos la suerte de presenciar una. Qué afortunados nosotros que además de ser testigos de este matrimonio, fuimos los responsables de documentarlo.  Al norte de Cozumel, el caribe mexicano fue nuestro escenario durante una semana. Vimos el color de mar más turquesa que nuestros ojos podrían haber imaginado. Tocamos la arena más suave y vimos los cielos más increíbles, dignos de fotos, dignos de video. Así, como en las revistas y en las películas, el paraíso existe.
La isla se llama Isla Pasión, su nombre, que pareciera haber sido puesto por algún publicista con ganas de atraer a amantes de todas partes del mundo, es en realidad su nombre original desde siglos atrás. Qué bonita sorpresa enterarnos que los mayas se trasladaban a sus paradisiacos paisajes para atraer el amor y la fertilidad, consagrando su espacio con rituales y bodas llenas de símbolos y misticismo. Qué bonito poder trasladar todo esta historia al presente y viajar hasta ahí esta vez, para la boda de Lindsey y Matt. A pesar que no pudimos compartir mucho con ellos en los días previos, nos encantó la experiencia de una boda completamente distinta a las que estamos acostumbrados cada sábado en Lima. Siempre es bueno salir de la rutina,  ¡bienvenidas sean las bodas diferentes! No podemos esperar por hacer más bodas afuera.
Por lo pronto, mientras preparamos el video de estos novios, los dejamos con este resumen fotográfico del día de Lindsey y Matt ¡felicidades chicos!

¡Congratulations Lindsey and Matt we promise to translate to english soon!

¡Aquí el video! And also take a look to the video!